miércoles, 1 de marzo de 2017

Veo, veo...Marzo-Abril 2017



 Cuando decimos “cúmulo doble” siempre se da por sentado que nos referimos a NGC869 y NGC884, el espléndido par de Perseo.
Pero, hay otros más. Por ejemplo, M46 y M47 en Puppis, y también los que propongo hoy para observar: M35 y NGC2158 situados en Gemini y M38 y NGC1907, estos últimos en Auriga.
Lo primero que llama la atención es la diferencia de tamaño y brillo.


En M35 podemos ver estrellas separadas y en NGC2158 vemos como un rebullo más débil.
La causa de esto es que mientras M35 está a unos 2.000 años-luz de la Tierra, NGC2158 se encuentra a unos 13.000 años-luz.
M35 fue descubierto por Philippe Loys de Cheseaux en 1745 y, redescubierto por John Bevis, aproximadamente en 1750.


Vamos ahora a Auriga. Allí podemos disfrutar de la visión de tres hermosos cúmulos abiertos: M36, M37 y M38. Después de ver los dos primeros, nos centraremos en M38 y su pareja NGC1907.
         Al parecer, M38 fue descubierto por Giovanni Batista Hodierna en fecha tan temprana como 1654. Le Gentil lo volvió a descubrir en 1749.
Aquí nos encontramos con situación parecida, aunque no igual, que con los anteriores, mientras M38 está a unos 4.000 años-luz de nosotros, NGC1907 está a unos 4.500 años-luz.
La diferencia no parece mucha, pero hay que tener en cuenta que éste último es mucho más viejo y tiene menos estrellas que M38,. Su edad se estima en unos quinientos millones de años.
Pues vamos a disfrutar de estos otros “cúmulos dobles” y, aprovechando la cercanía de los demás mencionados, será ocasión de echarles un vistazo a todos ellos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada