miércoles, 1 de mayo de 2019

Veo, veo... Mayo-Junio

         En estas propuestas de observación, ha sido siempre mi costumbre ofrecer objetos que haya observado previamente. No obstante, y por esta vez solamente, voy a proponer uno que aún no lo he visto. Así me sirve un poco de acicate para su observación.
         Es un cúmulo globular, NGC 5189, el famoso  Omega Centauri.
         Desde nuestra latitud de 41º es muy difícil de ver, ya que al paso por el meridiano se eleva un poco más de un grado. Hacen falta cielos oscuros, lugar de observación alto, horizonte sin brumas y, sobre todo, suerte.
         No es imposible, pero si es difícil, y por lo tanto, es un bonito reto.
Se encuentra a una distancia de 15.600 años/luz. Su tamaño aparente es de 36´, más grande que el tamaño aparente de la Luna. Su magnitud es de +3,7, pero debido a la extinción atmosférica, lo podremos ver como un objeto de +8, aproximadamente.
         Culmina al mismo tiempo que la estrella Spica, de Virgo. Esto nos puede servir de referencia para saber que momento es el más apropiado para intentar localizarlo.

         Un bonito y apasionante reto......

lunes, 4 de marzo de 2019

Veo, veo...Marzo-Abril

         En este Veo, veo.. nos vamos a la Cabellera de Berenice. Ésta es una constelación especialmente rica en galaxias, pero, como siempre suele ocurrir, hay muchas más cosas para ver en ella.
         Por eso propongo la observación de un par de cúmulos globulares: uno más popular que el otro. El más famoso es M53, sobre todo por pertenecer al célebre catálogo de Messier.
         Fue descubierto por J. E. Bode en febrero de 1775. Dos años después Messier, independientemente, lo volvió a observar añadiéndolo a su  catálogo. Está a unos 65.000 años-luz de distancia y brilla con una luminosidad total de 330.000 veces la del Sol.
         Pero, aproximadamente a un grado al Sur-Oeste de M53, podemos ver otro cúmulo globular: NGC5053. A bajos aumentos se pueden ver los dos a la vez y apreciar la diferencia que hay entre ambos. El primero es mucho mas concentrado mientras el segundo es más disperso.
         Se encuentra a unos 49.500 años-luz y la luminosidad total es de unas 21.000 veces la del Sol. Fue descubierto en 1784 por William Herschel.
         Un bonito reto para ver dos objetos descubiertos por unos gigantes de la Astronomía.
         Para facilitarlo, ahí tenéis una pequeña carta y una foto de M53.


         

martes, 22 de enero de 2019

Eclipse de Luna

No me resisto a publicar este vídeo hecho a partir de unas cuantas fotos del eclipse de Luna del pasado 21 de Enero de 2019.

jueves, 3 de enero de 2019

Veo, veo..Enero-Febrero

            En Tauro y en el límite entre ésta constelación y la de  Perseo, tenemos una bonita nebulosa planetaria y, además, fácil de observar.
Se trata de NGC1514. Fue descubierta por William Herschel en 1790 y marco un cambio en el pensamiento del gran astrónomo.
Hasta entonces era aceptado el pensar que las nebulosas eran cúmulos de estrellas demasiado débiles o distantes como para poder ser resueltas al telescopio
Pero Herschel vio algo diferente: “ Una estrella de magnitud +8 con una atmósfera luminosa de forma circular y de unos tres minutos de diámetro.....no queda ninguna duda de la evidente conexión  entre la atmósfera y la estrella.”

Este dibujo lo hice en octubre del año 2000, con un telescopio de 260mm de diámetro y 112 aumentos.
Y anoté lo siguiente: “ Muy difusa y débil, a pesar de eso es fácil de localizar, ya que tiene una estrella en el centro.
Es grande, pero muy débil. Sin filtro no la veo, pero con uno antipolución se empieza a vislumbrar. Con el de OIII se ve mejor.
No aprecio estructura ni gradiente de luminosidad. Solamente una nebulosidad difusa alrededor de la estrella central.”
           Y añado una foto recién hecha. La hice con un S/C 9.25 y reductor de focal de 6,3. Son veinte tomas de un minuto cada una.



Feliz Navidad!!


domingo, 4 de noviembre de 2018

Veo, veo..Noviembre-Diciembre

Aprovechando que aún se puede ver el gran cuadrado de Pegaso, y que éste nos servirá de guía para localizar la constelación de Andrómeda, propongo visitar un cúmulo abierto situado en ésta .
Se trata de NGC752. Es brillante y grande, su magnitud es de +5,7 y ocupa algo más de un grado de cielo. Como mejor se observa es con unos prismáticos o bien con un telescopio de gran campo.
Fue descubierto por Carolina Herschel el 29 de Septiembre de 1783, y añadido a su lista con el nº 13. Catalogado posteriormente por su hermano William en 1786 como H VII 32, aunque parece ser que ya lo describió Giovanni Batista Hodierna en por el año 1654.
La foto que adjunto sirve para darnos una idea, aunque no le hace justicia.
Como es tan grande hubiese quedado mejor, y por lo tanto se vería más distintamente, si la hubiese hecho con menos focal para tener más campo.

         Y ya que estamos por la zona podemos aprovechar para ver el famoso y nunca bien ponderado grupo de galaxias compuesto por M31, M32 y M110 en la constelación de Andrómeda. Creo que no hace falta decir nada más de este estupendo conjunto.
         En el Triángulo tenemos otra galaxia, M33. Ésta es algo más difícil que las anteriores por su menor brillo por área, pero, con un poco de paciencia también nos recompensará su observación.
         Para final no hay que olvidarse de hacer una visita a una de las estrellas dobles más bonitas del firmamento: Almach o Gamma de Andrómeda.
         En 1778, Johann Tobias Mayer la observó con su telescopio y vio que en realidad eran dos estrellas separadas por unos diez segundos de arco. Una de ellas dorada y la otra de un tono azulado.
         Junto con Albireo, en el Cisne, creo que es una de las estrellas dobles más bonitas en cuanto a contraste de color.



domingo, 2 de septiembre de 2018

Veo, veo...Septiembre-Octubre


         La constelación del Delfín, aunque pequeña, no por eso deja de ser una zona interesante para los amantes del firmamento.
          En primer lugar podemos mencionar una bonita estrella doble, la g (gamma). Su separación de unos 10 segundos de arco, la hacen totalmente accesible a cualquier telescopio. La más brillante del par tiene una magnitud de + 4,27 y la secundaria +5,14. En cuanto a los colores los dejo a la opinión del observador.
         Estas estrellas se mueven en una órbita muy excéntrica, en su momento de mayor separación están a unas 600 UA (Unidades Astronómicas) y se llegan a acercar a unas 40 UA.
         Aparte de esta doble, tenemos también a nuestro alcance dos cúmulos globulares.
NGC 7006 está al Este de la Gamma  y , aunque pequeño, tiene solamente 2,4 minutos de arco, y  una magnitud de +10,6, merece la pena visitarlo.

          Y ya más al Sur tenemos otro  cúmulo globular similar: NGC6934. Éste es un poco mayor, 8,4 minutos de arco, y más brillante, magnitud +8,8, que el anterior. Es de notar que está situado al lado de una estrella de magnitud +9.


         ¿ Cual parece más brillante, el cúmulo o la estrella?
         Este es un ejemplo claro de que no es lo mismo la magnitud de objeto extenso que la de uno puntual, como es el caso de una estrella.
         El brillo de la estrella está concentrado en un punto y el del cúmulo es el brillo que tendría si los 8 minutos de arco que tiene de tamaño angular, se concentrase en un punto estelar.
         Y ya para final os dejo un asterismo muy curioso. Se trata del Pequeño Delfín en uno de los lados del cuadrado de Pegaso.
         La foto la constelación y la del asterismo está hecha con el mismo objetivo de 55mm de focal. O sea , que están a la misma escala.


lunes, 9 de julio de 2018

Veo, veo...Julio-Agosto

         Este año tenemos la suerte de poder ver tres planetas a la vez sobre el horizonte. Desde luego que hay que observarlos con detenimiento para ver algún detalle en el disco que nos presentan.
         No hay que contentarse con un vistazo rápido. Por ejemplo: fijarse en cuantas bandas y zonas se ven en Júpiter. Aparte de la Mancha Roja, si es visible en el momento de la observación, que otras manchas se ven o detalles se ven. Hay que perder un poco de tiempo para acostumbrarse a ver esas cosas.
         En Saturno lo mismo: ¿se aprecia la banda ecuatorial? ¿Alguna cosa que nos llame la atención? ¿Vemos alguno de sus satélites? Y no digamos nada de los magníficos anillos. ¡Todo un espectáculo!.
         Fijarse en la división de Cassini y que brillo tiene cada una de las partes, el A, el B.....¿alguno más?



         Pero, pasemos a Marte. Aparte del color tan fuerte, ¿se aprecia algún otro , quizá blanquecino por alguna nubosidad? ¿Se ve el casquete polar sur?
A lo mejor podemos ver algún detalle de los que nos muestra el mapa de albedo del planeta.


         Y, puestos ya, porque no intentar localizar 4Vesta,uno de los grandes asteroides. Tiene un diámetro de unos 530 km y en la oposición , que fue el 19 de Junio, alcanzó un brillo de +5,3. A pesar de haber pasado esa fecha aún estamos a tiempo de verlo.

         Ahí va un mapa para su localización.