lunes, 30 de abril de 2018

Veo, veo...Mayo-Junio

En Canes Venatici tenemos un verdadero jardín de galaxias. Por nombrar algunas correspondientes al catálogo de Messier, formando un arco, podemos ver M51, M63, M94 y M106. Todas son interesantes y merecen una visita con nuestro telescopio.
         No obstante, me centraré en una solamente: M 106. Descubierta por el infatigable Pierre Mechain en 1781, se agregó al famoso catálogo con el número 106.

Al telescopio presenta un aspecto alargado, quizás rectangular debido a los brazos espirales. Hay quién dice que se trata de una espiral barrada, pero el asunto no está claro.
Es bastante brillante, para lo que son las galaxias, claro. Tiene una magnitud de +8,4. También es bastante grande, aproximadamente 18´x7´.
Pues, nada, a echarle un vistazo y a disfrutar con su visión.


sábado, 3 de marzo de 2018

Veo, veo...Marzo-Abril


         Al nombrar esta constelación, Coma Berenices, nos viene a la cabeza inmediatamente el pensar en una zona del cielo repleta de galaxias. No obstante, también se pueden encontrar otro tipo de objetos interesantes, como por ejemplo los cúmulos globulares. Aunque en Sagitario y Ofiuco es donde más abundan, también por aquí podemos encontrar algún que otro ejemplar.
         En concreto, recomiendo echarle un vistazo a M53. Lo podemos hallar a un grado al NE de la estrella a de esa constelación.

         Es de magnitud +7,5, por eso con unos prismáticos o el buscador del telescopio se puede ver como una estrella borrosa. En cuanto a condensación es parecido a M13.
         Fue descubierto por Bode en 1775, e independientemente por Messier dos años más tarde.
         Se encuentra a unos 65.000 años-luz.
         A un grado al SE de M53 tenemos otro globular muy diferente del anterior, se trata de NGC5053 de magnitud +9,9.
         ¿Alguien se atreve con él?


miércoles, 3 de enero de 2018

Veo, veo...Enero-Febrero

El cinturón de Orión es, seguramente, uno de los más conocidos panoramas que los aficionados a la observación astronómica con prismáticos pueden ver. Quizás no sea tan conocido “El Espejo de Venus” asterismo que, junto con h (Eta) y NGC 1981 forma un cuadrado, que es el espejo, y el mango del mismo que se forma con M42 y NGC 1980.
Desde luego lo más famoso es la extraordinaria nebulosa M42. Con unos prismáticos ya es un buen espectáculo y, con telescopio y cielos oscuros no digamos.
Aún en ciudad es posible ver la parte central de la nebulosa. En el corazón de la misma tenemos una bonita estrella múltiple: q (Theta) Orionis, el famoso trapecio.
Al final del mango del espejo, en NGC 1980, se puede ver otra estrella doble i (Iota) Orionis con una generosa separación entre sus componentes.


En la parte superior de este mango, se encuentra otro cúmulo abierto, NGC 1981 que a mi me recuerda la forma de una corona. Pero bueno, ya se sabe que esto es cosa de gustos y apreciaciones personales.

Y si la noche y la contaminación lumínica lo permiten, se puede intentar ver NGC 2024. Es una nebulosa grande y de  débil brillo.  Con un filtro nebular y dejando la estrella  z (Zeta) fuera del campo de visión del telescopio puede  ayudar bastante a su correcta visión . Aunque no es tan espectacular como se ve en las fotos, como suele ocurrir siempre.

lunes, 18 de diciembre de 2017

sábado, 4 de noviembre de 2017

Veo, veo...Noviembre-Diciembre



         La constelación de Cefeo, creo yo, está un poco olvidada. No llama mucho la atención, quizá por su situación cercana al Polo Norte Celeste.
         Como se puede apreciar en el mapa, hay muchas cosas para ver. Pero, vamos a centrarnos en una sola para no liarnos. Se trata de NGC7380 un bonito cúmulo descubierto por la gran Carolina Herschel en 1787, su hermano William lo incluyó en su catálogo con la entrada H VIII.  77. Visualmente es un cúmulo abierto, pero, además tiene una nebulosa, Sh2-142, pero para verla hace falta cielos oscuros y el uso de filtros nebulares. Con un refractor de 110mm y un filtro UHC, la he podido ver en cielos suburbanos.


La foto sirve para hacerse una idea de la apariencia, pero, se puede suponer que, en visual, no es tan espectacular.
Aún así, merece la pena echarle un vistazo y olvidarnos un poco de como se ven estas cosas en las fotos.

domingo, 3 de septiembre de 2017

Veo, veo...Septiembre-Octubre




         Para esta ocasión propongo echar un vistazo a dos objetos diferentes, una estrella doble y un planeta. Aunque tienen algo en común que luego se verá.
         La estrella es la  z ( Zeta ) de Acuario. Se trata de la estrella situada en el centro del asterismo de la Jarra de Acuario, aunque a mi me recuerda más bien al símbolo que llevan los automóviles Mercedes. Pero esto ya es cuestión de gustos.
         Son dos estrellas de brillo muy parecido, +4,3 +4,5 y con una separación de 2,00” de arco. Para mí son iguales de color.
         En cuanto al planeta es Neptuno, que estos meses lo tenemos en la misma constelación. La estrella ( Lambda) puede servir de punto de partida para localizarlo.
         En la carta adjunta están las posiciones a intervalos de siete días, comenzando por el 16 de Septiembre y terminando el 28 de Octubre.

         No veremos gran cosa, un pequeño disco y nada más. No obstante si antes hemos observado la Zeta de Acuario, habremos visto que tiene una separación casi igual al disco que nos presenta Neptuno. Esto servirá para hacernos una idea de lo que vamos a ver. En el caso de la estrella son 2,00” de arco y en el del planeta el tamaño angular que nos presenta es de 2,2” de arco.
¡En el hueco que nos presentan las dos estrellas casi cabría el disco del planeta!
Y no está de más recordar que estamos hablando de tamaños aparentes, no reales.



miércoles, 12 de julio de 2017

Veo, veo... Julio-Agosto

Hay cráteres lunares famosos no solo por el personaje del cual lleva el nombre, sino, además por otras causas.
En este caso por haber sido elegido en la película, “2001, Una Odisea del Espacio”, para dejar allí un misterioso monolito.
Me refiero a Clavius. Un cráter merecedor de un atento escrutinio por los muchos detalles que se pueden ver en su interior.
Situado en las abruptas tierras del sur de la Luna, tiene un diámetro de unos 225 Km. Es una formación que, como las muñecas rusas, tiene cráteres dentro de cráteres.



Debe su nombre a Christophorus Clavius (1538-1612), astrónomo alemán que junto a Pedro Chacón recibió el encargo del Papa Gregorio XIII de estudiar las soluciones al problema del desplazamiento de las fiestas religiosas a lo largo de los años.
Dejó escritos una gran cantidad de libros sobre  matemáticas y astronomía. Como curiosidad decir que, posiblemente, fueran su obras de las primeras occidentales ,que de asuntos científicos, se tradujeran al chino gracias a su discípulo Mateo Ricci.
Acompaño dos fotos con diferente orientación. Una tal y como se vería con unos prismáticos y otra especular, que es como se ve con un telescopio provisto de un prisma cenital.
No todos los cráteres tienen nombre. Los que están cerca o dentro, como es este caso, del principal llevan adjudicadas letras. Por ejemplo: hay dos de ellos, Rhuterfurd y Porter, que si llevan nombre, pero los más pequeños tiene letras.
Es un buen ejercicio al telescopio ver cuantos de estos pequeños cráteres podemos localizar.



Visión directa con prismáticos.



Visión especular, con prisma cenital.